Recaudan un millón de euros para los policías heridos en las protestas de los chalecos amarillos en Francia

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Solidaridad en línea con la policía francesa. Una campaña de recaudación fondos en línea para los policías, gendarmes y bomberos heridos en las protestas de los ‘chalecos amarillos’ en Francia ha recaudado en cuatro días más de un millón de euros en la web de donaciones Leetchi. Más de 38.0000 personas han contribuido a este bote solidario en “apoyo a las fuerzas del orden”. Han dado como media unos 27 euros por persona a esta causa.

El dinero recaudado irá destinado a la asociación Amicale de la Police Nationale, una asociación que ayuda a este colectivo, pero también se beneficiarán los gendarmes y bomberos heridos en las manifestaciones.

Desde hace dos meses, Francia ha sido escenario de protestas, muchas de ellas violentas, de los ‘chalecos amarillos’. En muchas ocasiones, la policía francesa se ha visto desbordada y sus agentes se han convertido en blanco de la violencia de los manifestantes más radicales. Hasta ahora han resultado heridos 1.050 miembros de las fuerzas del orden en las protestas de los ‘chalecos amarillos’.

“Cuando atacan a un policía, a un gendarme o un bombero, es en realidad a Francia a quien atacan”, explicó Renaud Muselier, impulsor de esta colecta de fondos en línea para las fuerzas de orden.

Muselier, presidente de la región Sur-Provenza-Alpes-Costa Azul y ex secretario de Estado de Asuntos Exteriores, inició el lunes esta colecta para las fuerzas del orden. Lo hizo en respuesta a la polémica suscitada en Francia después de que se activara en Leetchi un bote solidario para el boxeador de los ‘chalecos amarillos’. El ex campeón de boxeo francés Christophe Bettinger está acusado de golpear a dos gendarmes en la protesta de este movimiento social del 5 de enero en París.

“Estoy agradablemente sorprendido, esto prueba que hay mucha gente en este país que no justifica los actos de violencia”, dijo Muselier en declaraciones a la cadena de televisión francesa BFMTV poco antes de que la colecta pasara el listón del millón de euros. La campaña permanecerá abierta 28 días más.

Las autoridades francesas pusieron el grito en el cielo cuando a principios de enero se inició una campaña de recaudación de fondos para el boxeador de los ‘chalecos amarillos’ al considerar que con ello se justificaban y premiaban los ataques a la policía.

Marlène Schiappa, secretaria de Estado de la Igualdad de género, consideró que la colecta para el boxeador de los ‘chalecos amarillos’ era “indecente” y “contraria a los valores de la República”. Schiappa, que pidió su cierre, consideró que quien había donado dinero para “alguien que ha pegado a un policía es cómplice de estas violencias graves”.

Tras la polémica suscitada por la campaña de recaudación de fondos para el boxeador ‘chaleco amarillo’, Leetchi decidió cerrar esta colecta de fondos. Más de 8.000 personas hicieron donaciones por más de 120.000 euros para este ex boxeador profesional y su familia. Leetchi se comprometió a que el dinero recaudado sirva para financiar solo los gastos de defensa del boxeador y devolverá el resto del dinero a los donantes.

El boxeador de los ‘chalecos amarillos’ se convirtió a la vez en un héroe y un villano en Francia cuando se hizo viral dos vides suyos en la protesta de los ‘chalecos amarillos’ del 5 de enero. En uno de los vídeos, se le ve golpeando y dando patadas a un miembro antidisturbios de la Gendarmería. En otro vídeo, Dettinger, campeón nacional de peso ligero de Francia en los años 2007 y 2008, golpea con sus puños como si estuviera en el ring de boxeo a un gendarme, que iba equipado con un escudo, una porra y casco.

El ex boxeador, de 37 años de edad, se encuentra en detención preventiva a espera de juicio por “violencias voluntarias” contra las fuerzas del orden. Si Dettinger es encontrado culpable podría ser condenado a siete años de prisión y 100.000 euros de multa.

Los ‘chalecos amarillos’ forman movimiento social sin líderes ni ideología que comenzó protestando en noviembre en la Francia rural contra el alza del precio de los carburantes. A medida que han avanzado las semanas, ha ampliado sus demandas y ahora exige, entre otras cosas, la dimisión del presidente francés Emmanuel Macron y el aumento del poder adquisitivo de las clases media y bajas francesas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.